sábado, 21 de junio de 2008

¿Existieron los Dinosaurios?




Hola y gracias por tomarte un tiempo para leerme:

Seguramente, si eres cristiano, alguna vez te has viso asediado por parte de aquellos que no creen en la fe cristiana y seguramente parte de este asedio incluían preguntas sobre los dinosaurios y que tiene que decir la Biblia al respecto.

Probablemente eres de aquellos que, lamentablemente por una mala enseñanza de algún pastor, sacerdote o líder de tu denominación cristiana, crees que los dinosaurios son falsos, inventos del hombre, fósiles falsos colocados por Satanás para engañar a los humanos o incluso fósiles puestos por el mismo Dios para probar la fe de sus seguidores.

Pues bueno, quiero decirte mi hermano, que no es así, los dinosaurios fueron reales y la Biblia les menciona en algunas ocasiones.

Espero que con esta publicación, pueda ayudarles a algunos hermanos cristianos que no saben como contestar a una pregunta sobre este tema y también a los no creyentes, para que conozcan que tiene que decir la Biblia sobre los dinosaurios.

Si comenzamos analizando la creación en Génesis, notaremos por ejemplo que Dios menciona la creación de bestias en la tierra y de monstruos marinos:

Génesis 1:21 y 24

“Y creo Dios los grandes monstruos marinos...”

“Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su genero, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así”

La Biblia nos menciona grandes monstruos marinos, si pensamos que Moisés, que fue el que escribió esto, no tenia los conceptos de ciencia que tenemos hoy en día y que plasmo en la Biblia lo que vio, podremos darnos una leve idea de a que se refería con monstruos marinos en el principio de los tiempos.

También nos menciona bestias de la tierra, separándolas de las serpientes y del resto de los animales de la tierra.

Podemos apreciar que en la creación, Dios ya había creado seres enormes tanto en la tierra como en el mar y que los hombres tenían conocimiento sobre estos...para darnos una idea de esto, avancemos al libro de Job capítulos 40 y 41.

40:15-24

Presta atención a behemoth: se alimenta de hierba como el buey.

Jehová aquí le enseña a Job a un animal, al cual el le llama behemoth y le dice que come hierba, ósea, es vegetariano.

Mira qué fuerza en sus riñones, qué vigor en los músculos de su vientre.

Este animal el cual Jehová le muestra a Job, tiene unas piernas poderosas y la parte de media de su cuerpo debía ser sumamente fuerte.

Endereza su cola como un cedro, se entrelazan los nervios de sus muslos.

Notemos aquí, que Jehová le esta mostrando a Job un animal que tiene una cola tremenda grande, ósea, del tamaño de un cedro...no se trata de una colita pequeña de cualquier animal que pueda imaginar actualmente...sino una cola tremendamente ancha y larga...y nos dice que este animal tenia la fuerza para mover esa cola tan enorme...por favor vaya imaginando las dimensiones de tal animal.

Sus huesos son tubos de bronce; sus cartílagos, barras de hierro.

Este animal nos dice la Biblia que tiene unos huesos resistentes, duros y pensando en las dimensiones del animal, muy grandes...también nos dice que sus cartílagos son como barras de hierro, ósea nos dice que son resistentes y grandes pensando en las dimensiones del animal,

Es la primera de las obras de Dios, quien lo hizo rey de sus compañeros.

Jehová aquí dice que este animal, es el principio de los caminos de Dios, ósea...el inicio se sus creaciones y también da a entender que este animal, por sus características, era único, rey, entre los animales terrestres.

Le pagan tributo las montañas y todas las fieras que en ellas retozan. Debajo de los lotos se revuelca, en la espesura de cañas y de juncos. Le cubren los lotos con su sombra, le rodean los sauces del torrente.”

Nos adelantamos un poco:

Aunque el río anegue, no se asusta; quieto está aunque un Jordán le llegue al hocico.

En este versículo, Jehová nos da a entender que este animal era tan grande que no temería si un río le llegara al hocico, "pues se lo podría beber todo"

Entonces, tenemos un animal enorme, herbívoro, con patas poderosas, vientre fuerte, con una cola del tamaño de un cedro y que lógico da a entender las dimensiones del animal, que tiene huesos fuertes y miembros resistentes, que parece que es capaz de beberse un río (por su gran tamaño) y que dice Dios, es el principio de sus caminos, ósea, de su creación.

Sigamos con la descripción de otra bestia, esta vez, marina:

JOB 41:1 ¿Sacaras tú al leviatán con el anzuelo, o con la cuerda que le echares en su lengua?
JOB 41:2 ¿Pondrás tú garfio en sus narices, y horadarás con espinas su quijada?
JOB 41:3 ¿Multiplicará él ruegos para contigo? ¿Hablará él lisonjas?
JOB 41:4 ¿Hará pacto contigo para que lo tomes por siervo perpetuo?
JOB 41:5 ¿Jugarás tú con él como con pájaro, o lo atarás para tus niñas?
JOB 41:6 ¿Harán de él banquete los compañeros? ¿Partiránlo entre los mercaderes?
JOB 41:7 ¿Cortarás tú con cuchillo su cuero, o con asta de pescadores su cabeza?
JOB 41:8 Pon tu mano sobre él; Te acordarás de la batalla, y nunca más tornarás.
JOB 41:9 He aquí que la esperanza acerca de él será burlada; Porque aun á su sola vista se desmayarán.
JOB 41:10 Nadie hay tan osado que lo despierte: ¿Quién pues podrá estar delante de mí?
JOB 41:11 ¿Quién me ha anticipado, para que yo restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío.
JOB 41:12 Yo no callaré sus miembros, ni lo de sus fuerzas y la gracia de su disposición.
JOB 41:13 ¿Quién descubrirá la delantera de su vestidura? ¿Quién se llegará á él con su freno doble (mandíbula)?
JOB 41:14 ¿Quién abrirá las puertas de su rostro? Los órdenes de sus dientes espantan.
JOB 41:15 La gloria de su vestido son escudos fuertes, Cerrados entre sí estrechamente.
JOB 41:16 El uno se junta con el otro, Que viento no entra entre ellos.
JOB 41:17 Pegado está el uno con el otro, Están trabados entre sí, que no se pueden apartar.
JOB 41:18 Con sus estornudos encienden lumbre, Y sus ojos son como los párpados del alba.
JOB 41:19 De su boca salen hachas de fuego, Centellas de fuego proceden.
JOB 41:20 De sus narices sale humo, Como de una olla ó caldero que hierve.
JOB 41:21 Su aliento enciende los carbones, Y de su boca sale llama.
JOB 41:22 En su cerviz mora la fortaleza, Y espárcese el desaliento delante de él.
JOB 41:23 Las partes momias de su carne están apretadas: Están en él firmes, y no se mueven.
JOB 41:24 Su corazón es firme como una piedra, Y fuerte como la muela de abajo.
JOB 41:25 De su grandeza tienen temor los fuertes, Y á causa de su desfallecimiento hacen por purificarse.
JOB 41:26 Cuando alguno lo alcanzare, ni espada, Ni lanza, ni dardo, ni coselete durará.
JOB 41:27 El hierro estima por pajas, Y el acero por leño podrido.
JOB 41:28 Saeta no le hace huir; Las piedras de honda se le tornan aristas.
JOB 41:29 Tiene toda arma por hojarascas, Y del blandir de la pica se burla.
JOB 41:30 Por debajo tiene agudas conchas; Imprime su agudeza en el suelo.
JOB 41:31 Hace hervir como una olla la profunda mar, Y tórnala como una olla de ungüento.
JOB 41:32 En pos de sí hace resplandecer la senda, Que parece que la mar es cana.
JOB 41:33 No hay sobre la tierra su semejante, Hecho para nada temer.
JOB 41:34 Menosprecia toda cosa alta: Es rey sobre todos los soberbios.

Jehová aquí le muestra a Job, a un monstruo marino, que nos da a entender la descripción, es temible.

No podría tratarse de un cocodrilo como dicen algunos estudiosos de la Biblia y tampoco de un plesiosauro.

¿Que es este leviatán?

Tenemos estos datos:

1 Es tan poderoso que no puede ser domado por los hombres.

2 Es bestia marina.

3 La gente se burlara de la mención de su existencia.

4 No era herbívoro, pues tenía poderosos dientes.

5 Espantaba la mera vista de este animal.

6 Su piel era escamosa y extremadamente dura.

8 Tiraba fuego.

9 Sus ojos eran de reptil.

10 Su carne era dura.


Existe la descripción de otra bestia similar a leviatán en el mundo y son los dragones asiáticos, por lo que, leviatán, era algún tipo de dragón.

Probablemente sea causa de burlas decir esto, pues es afirmar que los dragones existieron...pues bien, existieron.

Miles de culturas en el mundo hablan sobre este animal, alejadas unas de otras en tiempo y espacio, y no creo que se pusieran de acuerdo todas para hablar del mismo ser, mas un, no me preocupa la burla que se pueda hacer al respecto de estos seres, pues la misma biblia dice que será tomada en burla su existencia.

Pero bueno ¿a que quiero llegar?

A que la existencia de seres que se asemejan en gran manera a los dinosaurios, están plasmados en la Biblia, mas aun, la Biblia habla de que incluso coexistieron algunos (si no es que todos) con el ser humano.

A esto muchos críticos de la fe cristiana saltaran diciendo que eso es una estupidez pues los dinosaurios se extinguieron hace millones de años pues pruebas “infalibles” del tipo carbono-14 así lo han demostrado.

Pues bien, a estos les digo que hay muchos descubrimientos que dejan con la boca abierta a los científicos, de huellas de dinosaurios junto a huellas humanas, de herramientas humanas junto a fósiles de dinosaurios que dan a entender que el ser humano en su momento coexistió con los dinosaurios y pues debemos pensar que algo así debió ocurrir, sino, ¿como es posible que Job tuviera conocimientos sobre estos seres en su época y pudiera incluso describir alguno de esa manera?...Digamos que tienen razón y la Biblia es un invento ¿De donde podría Job sacar tal descripción?

También les recuerdo que las pruebitas del tipo carbono 14 no son para nada confiables, la misma ciencia lo admite.

A esto algunos me dirán ¿Hahn entonces quieres que creamos que los dinosaurios no vivieron hace millones de años sino hace miles y esto porque la tierra es joven?

No, no es así.

Verán, no tengo problemas con que la edad de la tierra sea de muchísimos años, pues en el momento de la creación en génesis 1:1, esta escrito que Dios creo el universo y el planeta tierra, pero no da el tiempo que se llevo en ello, por lo que, si fueron millones de años o miles, no me trae problemas.

Quizá la tierra tenga millones de años y por eso su apariencia y la distancia entre ella y otros cuerpos celestes, pero eso no quiere decir que la vida en la tierra tenga que tener millones de años.

En conclusión, los dinosaurios existieron, la Biblia da a entender su existencia, pero no surgieron y se extinguieron hace millones de años, sino hace miles y esto lo apoya la Biblia y algunos descubrimientos científicos.

Saludos y Dios los bendiga a todos...Buscare mas información del tema y lo iré subiendo aquí.

8 comentarios:

virginia dijo...

Me han interesado las descripciones de las bestias. Claro que yo no me asombro pues no considero que no haya habido civilizaciones igual o más de avanzadas que la actual, sobre la tierra hace unos cuantos miles de años. Creo que bien podrían haber acumulado un capital científico igual o mayor que el nuestro. O no...¿quién lo sabe? Las grandes bestias existiron y no porque la Biblia lo haya dicho, sino porque alguien se ha dedicado con pasión a buscar, recolectar, clasificar y a estudiar una cantidad de evidencias indiscutibles. Les agradezco mucho a esa persona que, tal vez sin querer, realmente arroja luz sobre lo desconocido y oculto. Esa persona, y muchas otras, lo hicieron y hacen con rigor y orden y, en algunos casos, sin ninguna otra retribución que el olvido. Saludos

Anónimo dijo...

mira yo estoy diacuerdo con tigo y si no fuera por tu pajina q acabo de ver yo fuera crado una la blibia misma te dise analisame no es tan solo leer no si tu vieras la novela q asen cuando te disen nooo los dinosaurios so obra del diablo nooooooo es es infernal los dragones son los demonios meda unas aganassssssssss de madarl a la piii dios perdonalos llevatelos ya

Anónimo dijo...

yyyy unos cientificos americanos con aciaticos descubriron un facil q parese ser un dragon q tal sufiseeeeen tieneeeeeee los noveleros

Anónimo dijo...

Le pagan tributo las montañas y todas las fieras que en ellas retozan. Debajo de los lotos se revuelca, en la espesura de cañas y de juncos. Le cubren los lotos con su sombra, le rodean los sauces del torrente.” si el animal era enorme, pero igualmente lo cubre la sombra de los lotos...debieron ser unos lotos enorme ...no?.. ja chiste todo bien ...paz. para mi que habla de un cocodrilo. igual esta buena la intencion del post, pero, por ahi la cosa seria tratar de que el cristiano extremo entienda que todos los procesos historicos son verdaderos, comprobables. la evolucion de las especies sucede y va a seguir sucediendo. yo soy ateo pero respeto la fe ajena

Walter Garcia dijo...

buenas pues creo que en vez de pensar en la existencia de esos animales porque nopiensan en salvar la vida misma aceptando a Dios ya que la biblia cuando hablo del diluvio sobrevivio todo animal que tendria que ser ahi estan todos Dios hace muy bien sus craciones entnces porque nos hacemos esas preguntas intenten aprender cosas que deberian ayudar mas en nuestro diario vivir Dios les Bendiga

Anónimo dijo...

muy bueno

Anónimo dijo...

Y ENTONCES DONDE DEJAN EL PANGEA???

Ruben Del Mazo dijo...

Bien, veamos: aceptamos que Dios habla de los dinosaurios en la biblia a su manera, lo hace muy poco para el enorme tiempo que habitaron la tierra pero bueno, digamos que para el no fueron importantes. La cosa es que la biblia , ese libro colmado de mentiras y datos incorrectos tambien dice que en el diluvio Noe salvo en un arca a todos los animales. Si asi fue, ¿Por que no hay dinosaurios vivos hoy en dia? ¿Se extinguieron antes? Nooo, pero si convivieron con el hombre y se extinguieron como no dice nada la estupida biblia. Yo os lo dire: porque es todo mentira.